La historia de una verdadera amistad que ni la distancia los separó..

Ese hermoso sentimiento que solo le gana el amor de pareja en algunos casos es muy difícil de conseguir en la vida, así que si de verdad sientes que tienes una verdadera amistad no la descuides antes bien nútrela, mantenla con detalles sutiles y sobretodo disfrútala, no es común conseguir a una buena amistad y que perdure en el tiempo.

Esta es una verdadera historia tierna y digna de compartir porque parte de  un sitio difícil de estar y  mucho menos de conseguir una amistad que perdure en el tiempo.  Pero  tenemos muchas esperanzas porque en el mundo todavía existe mucha gente con hermosos sentimientos y  con muchas ganas de ayudar a los demás.

Esta pareja decidió adoptar a una niña  que había estado en un orfanato  en China, desde escasos meses de nacidos.  Ella se llamaba Hanna y  él Dawson, pero ella fue adoptada por esta familia y  a la pareja antes del proceso de adopción le eran enviadas fotografías de la niña y en todas salía con su inseparable amigo.

Los padres adoptivos luego de llevar a Hanna a casa se quedaron muy preocupados por Dawson y también por la separación con Hanna pues se veía visiblemente afectada. Inmediatamente se les ocurrió montar en Facebook la historia para buscar una pareja que quisiera adoptar a Dawson en Texas y así estuvieran cerca y pudieran compartir.

Pero  las cosas se dieron de una mejor manera, la pareja apareció y estaban a solo  5 minutos de la casa de Hanna.  La familia Skyes adoptaron a Hanna y los Clays a Dawson se conocieron 11 meses después de estar Hanna con ellos y  lo hicieron el día en que Dawson llegó  a Texas y  el encuentro no pudo ser más emotivo.

 

El video del encuentro de estos dos entrañables amigos hizo llorar a todos pues no dejaban de abrazarse cuando se vieron,  como si tuvieran muchísimos años de no verse y  solo habían pasado 11 meses que los había separado,  pero seguramente su sufrimiento fue tan intenso que pensaron no volverían a verse nunca más.

Las familias ahora son también muy amigas, se visitan a menudo, van a la misma iglesia y comparten los fines de semana.  Este gesto tan grande de amor trajo mucha armonía y paz a estas dos familias y todo por mantener a estos dos grandes amigos juntos para siempre.

Que linda historia que corrobora una vez más que Dios  está dentro de todo lo que hacemos con buenas intenciones y siempre gratifica a quien obra bien.

Comentarios