Controversial, el país más desarrollado del mundo no tiene legislación para tratar a los caballos.

Uno de los temas que se han venido convirtiendo en controversiales en Estados Unidos es el maltrato que muchas personas le dan a los caballos que tiran los carruajes en ciertas ciudades iconos y que  los turistas buscan por ser un atractivo  muy  vendido por las agencias de viaje  para hacer los paseos en ciudades  muy lindas de esta forma

Pero aunque parezca mentira nadie  parece saber qué hacer con estos animales y como obligar a los dueños de estos a darle una buena alimentación y descanso para que luego salgan a trabajar. Pareciera que a nadie le importa ver,  como lo es a menudo,  a los pobres animales  desplomarse en el piso por exceso de trabajo  sin descanso.

Y donde están las autoridades encargadas de supervisar este tipo de cosas porque no solo corre peligro  la vida del animal sino también de las personas que van en el carruaje y que han pagado unos buenos dólares para poder dar el tan afamado  paseo por la ciudad a bordo de un carruaje muy hermoso que  le da de comer al conductor.

 

La controversia vuelve al tapete en Charlestone en Estados Unidos cuando el transito debió ser parado porque un pobre caballo ya no aguantó más el cansancio y agotamiento  por el exceso de trabajo y a lo mejor sed y calor que se desplomó en plena avenida.  Se hizo necesario llamar a los bomberos para poder auxiliar al pobre animal.

Sin embargo  no fue para nada fácil y rápido reanimar aquel pesado animal  para que pudiera tener la suficiente  fuerza  para poder ponerse de pie ya que se notaba  muy débil y extenuado y así para poder mover todo su peso hasta pararse.

Al poder reanimarlo y hacer que se moviera fue llevado al veterinario para que le hicieran un exhaustivo examen y fue sacado  del trabajo hasta que se verifique que esta bien de salud y  pueda volver al trabajo, de las cinco personas que iban a bordo del carruaje se supo que ninguna sufrió ninguna herida.

Es imperativo que se tome en cuenta que estos incidentes cada dia son más frecuentes y debe llamarse a la reflexión de los dueños de estos animales y  obligarlos a tener un caballo de reemplazo para poder alternar el trabajo que hacen bajo muchos grados centígrados de calor, mal alimentados,  poco bebidos y en muchos casos enfermos sin que un veterinario le haga un chequeo médico cada cierto tiempo.

Comentarios